The Red Bus School - Formación y Servicios Informáticos
RSS

Entradas más populares

He aprendido a estar sin ti
Descanso en el Pirineo
Con alas y a lo loco
Caos a la vuelta
Cuando tu cuerpo se rompe y tu mente te recompone

Categorías

A. Pérez de Bustamante
Amalia Nicoleta Balan
Consuelo Martín
Presentacion - Introduccion
Relaciones - Enamoramiento - Compromiso - Seduciendo tu Alma
Rosalía García Calles

Archivos

junio 2017
mayo 2017
enero 2017
diciembre 2016

con tecnología de

StoryTelling

Con alas y a lo loco

El coche me deja frente a la puerta del aeropuerto.

Me bajo sola y entro tirando de la maleta. No necesito que alguien me acompañe, siempre voy a la T4 y conozco bien el trayecto.
 
En unos minutos llego a la planta del aeropuerto donde tengo que recoger mi billete. Cincuenta metros a la izquierda veo el mostrador de Air Europa.

- ¡Uf, hoy hay mucha gente!



Esperando para facturar en el aeropuerto
Siempre llego con más de dos horas de antelación para poder pedir asiento junto a la ventana. Creo que hoy no voy a tener suerte.

Me encanta mirar fuera. Si miras abajo desde los diez mil metros, la tierra se ve como un dibujo con muchos colores, como las colchas de retales que hacía mi abuela.

La mayor parte de los que están esperando, llevan un montón de maletas. Parece que se lo van a llevar todo de viaje.

Una chica que ha llegado frente al mostrador, se aparta, abre la maleta y empieza a sacar cosas. Seguramente se ha pasado del peso permitido.

Otra vez chequeo mi bolso para ver si tengo todo lo que necesito: el pasaporte, el justificante de la compra del billete por Internet, el dinero... 

La gente que está esperando es de lo más variopinta. Puedes ver gente con traje y también de la que viaja con pantalones hasta las rodillas con chanclas.

Recuerdo la primera vez que viajé a mi país. Viajaba con Iberia pero sabía que el avión iba a ser de la compañía rumana Tarom.
 
Al llegar a la puerta de embarque, miré por la ventana y vi un montón de aviones. Entre ellos vi uno pequeño y algo destartalado y pensé...

- este tiene que ser el nuestro...
Y lo fue.

Miro el reloj y veo que queda una hora y media. Me preocupa no llegar a tiempo a la puerta de embarque. Además me gusta llegar un poco antes para tomarme un café y así relajarme un poco. 

"Volar me fascina
y me asusta en partes iguales"

Me asusta saber que estoy volando en un cacharro de varias toneladas, que no tengo ni idea como sigue arriba, pero me parece maravilloso poder hacerlo.

No ayuda mucho el hecho de que en los últimos años hubo muchos incidentes aéreos. De todas formas mi miedo es el de cualquier persona normal y no tiene nada que ver con el pánico de los personajes de película que ves temblando, sudando y agarrándose al asiento.
 
Pienso muchas veces en todos los hombres y las mujeres que no han tenido miedo. Que han escalado montañas o han bajado al fondo del mar, los que han creado las primeras máquinas con alas para llegar al cielo.

¿Como seria hoy el mundo sin ellos?

Llega mi turno al mostrador. Me entregan el billete y lo miro.

Hoy voy a sentarme al pasillo pero me da igual.

- ¡Voy a volar!

Gracias por leer hasta el final.

No olvides dejar tu comentario, para mi es importante.

2 comentarios para Con alas y a lo loco:

Comentarios RSS
Rosalía on miércoles, 11 de enero de 2017 21:42
! Qué suerte poder volar y conocer nuevos lugares! Gracias por hacerme más cercano y casi asequible esos momentos; un aeropuerto me da la sensación de caos y nervios, así la próxima vez me pondré en la piel y en las sensaciones de los que viajan. Gracias
Responder al comentario


Amalia on jueves, 12 de enero de 2017 23:02
Hola Rosalía! La verdad es que me encanta conocer otros lugares. Hace muy poco que he empezado poner en papel algunas de mis experiencias. Muchas gracias por leer mi relato! Todos los comentarios me ayudan mejorar.
Responder al comentario

Añadir un comentario

Su nombre:
Dirección de email: (campo obligatorio)
Página web:
Comentario:
Haga su texto más grande, márquelo en negrita, cursiva y mucho más con etiquetas HTML. Le mostramos cómo..
Post Comment